Skip to content

Obra Social de las PAH: nueva campaña

Ante nuevos escenarios, nuevas y mejores estrategias. La PAH lanza su nueva campaña. Una campaña que estamos convencidos marcará un punto de inflexión. Una campaña que persigue la reapropiación ciudadana de aquellas viviendas vacías en manos de entidades financieras fruto de ejecuciones hipotecarias. De manera que en aquellos casos en que las concentraciones ciudadanas no consigan paralizar los desalojos la PAH apoyará y dará cobertura a las familias para que no se queden en la calle. El objetivo es triple : Primero, recuperar la función social de una vivienda vacía  para garantizar que la familia no quede en la calle. Segundo, agudizar la presión sobre las entidades financieras para que acepten la dación en pago. Y tercero, forzar a las administraciones públicas a que adopten de una vez por todas las medidas necesarias para garantizar el derecho a una vivienda.

La Campaña “Obra Social la PAH” nace para hacer efectivo el Derecho a una vivienda digna recogido en el artículo 47 de la C.E., en el artículo 25 de la Declaración Universal de los DDHH así como en el artículo 11 del PIDESC (Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales) y sistemáticamente vulnerado por el Estado Español.

 

Más información

“¿La Dación en Pago es la solución?” Foro Viento Sur

 

El Gobierno Vasco estudia vías para evitar los desahucios

El presidente del TSJPV dice que el derecho de los acreedores tiene como límite la vulneración de la dignidad de las personas
El lehendakari Patxi López ha anunciado que el Gobierno Vasco está estudiando articular vías de mediación para evitar los deshaucios de las familias sobreendedudas por la crisis económica.
López ha hecho este anuncio durante la apertura del año judicial, un acto al que no había acudido ningún lehendakari desde la creación del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) hace 20 años y que ha reunido a numerosas autoridades.
El mandatario vasco ha explicado que el Gobierno Vasco abordará los procesos de ejecución hipotecaria debido al impago del crédito contraído para adquirir la vivienda habitual. Según ha alertado, los desahucios están aumentando “dramáticamente” debido a los efectos de la crisis económica sobre el empleo y sobreendudamiento en el que se embarcaron muchas familias con la burbuja inmobiliaria.
“Una administración pública no puede quedarse de brazos cruzados ante el drama de personas o familias que tiene que abandonar su casa por no poder devolver al banco o caja de ahorros el prestamos que pidieron el tiempos del crédito fácil”, ha señalado.
López ha adelantado que “dentro del limitado margen de actuación” del Gobierno Vasco y desde el “respeto a la ley” se están estudiando utilizar las competencias en materia de protección de los derechos del consumidor para articular vías de mediación entre los deudores y las entidades acreedoras para evitar el desahucio judicial.
Asimismo, se tratará de reforzar las estructuras de mediación que permitan con la participación de las entidades financieras “aliviar y garantizar una salida digna” a las familias con problemas de endeudamiento porque “no podemos de ninguna manera dejarles abandonadas a su suerte”.
Con esta medida el mandatario vasco respondía a las exigencias realizadas previamente por el presidente del TSJPV, Juan Luis Ibarra, que ha sugerido una “actuación previa y preventiva”. Así, ha puesto a Francia como “ejemplo a seguir” y ha abogado por la creación en cada Departamento, de las comisiones administrativas de tratamiento del exceso de endeudamiento de las personas físicas. Según ha explicado, la regulación del procedimiento se encuentra en el Título III del Código de Consumo y define un “excelente cauce de mediación civil al servicio de las personas en situación de sobreendeudamiento familiar”.”La Comunidad Autónoma del País Vasco goza de competencias legislativa en materia de protección del consumidor y de las plenas atribuciones para la creación y dotación de los servicios de mediación intraprocesal”, ha dicho.
La finalidad consistiría en que desde la Administración autonómica y por el cauce de los órganos administrativos de mediación se facilite al juez de ejecución un plan convencional de liquidación de la deuda adecuado a la capacidad de pago del deudor de buena fe cuya situación de exceso de endeudamiento le impide cumplir con sus obligaciones.
“Este plan determinaría por tanto el mínimo de subsistencia de la persona o de la unidad familiar deudora y establecería el orden de satisfacción de las deudas contraídas, así como las medidas de aplazamiento, de reducción o supresión de intereses o de otras medidas de mediación amistosa”, ha explicado.
Ibarra ha hecho hincapié en que el endeudamiento familiar se ha convertido en un “grave problema” y se ha mostrado partidaria de la dación en pago del bien hipotecario para la liberación de la deuda, ya que esta vía “está desde siempre contemplada en el artículo 1175 del Código civil”.
“Pero lo que nos revela el enjuiciamiento cotidiano en los procesos de ejecución hipotecaria es que l ausencia de previsión contractual de la dación en pago tiene como causa, muy frecuentemente, la desatención del derecho del consumidor a comprender el lenguaje jurídico de los contratos de crédito. La Administración de Justicia del ESTADO Social de Derecho no puede ser ajena a esta realidad que, hoy está afectando a la efectiva garantía de las igualdad jurídica”, ha señalado.
El presidente del TSJPV ha alertado además de que la crisis está llevando a planteamientos que se encaminan a hacer plausible la quiebra del Estado Social de Derecho y a discursos que presentan como inevitable la desaparición de las conquistas básicas del Estado social.
No obstante, ha resaltado que el derecho al cobro de las deudas contraídas por las familias en situación de sobreendeudamiento “no puede satisfacerse con infracción de la dignidad de la persona endeudad. “El ejercicio del derecho por parte de los acreedores tiene como límite la vulneración de la dignidad de las personas”, ha concluido.

Fuente: El diario vasco, 3-10-11

Resistencia contra los desahucios: Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Murcia

Ver: La Verdad de Murcia. 9-10-11

Ayudadnos a conseguir a la CCM dación en pago para Nuria y Javi

Dación en pago

¡Ayudadnos a conseguir la dación en pago para que la CCM no deje en la calle a Nuria y Javi!

Qué podéis hacer:

Enviar mensajes al Departamento de Atención al Cliente pidiéndoles Dación en pago para Nuria y Javi. Podéis hacerlo desde el formulario http://portal.ccm.es/serv/attcli/contactar.php. Si sois clientes podeis añadir que no queréis ser clientes de una caja que comete estos abusos.

También podéis decirles las razones por las que pensáis que es un abuso. más abajo encontraréis una cuantas.

Difundirlo en vuestro entorno para que más gente envíe mensajes.

Imprimir el cartel pidiendo la dación en pago y pegarlo en las oficinas de la CCM o donde queráis.

– Estar atentxs a la evolución del caso. Si no recibimos respuesta, y hoy día 29 el director de la oficina de Elche ha dicho que no les van a responder, Javi y Nuria realizarán otras acciones y necesitarán vuestro apoyo.

Es cuestión de justicia:

  • Javi y Nuria están en paro y no pueden pagar la casa a la que se querían cambiar. Por eso le llevaron las llaves a la CCM en cuanto se dieron cuenta, y están dispuestos a perder los más de 30.000 euros que ya pagaron a la CCM mientras trabajaron.
  • Pero …
  • La CCM se va quedar a cambio de unas costas fraudulentas el piso que les pidió como aval complementario, y que habían pagado por completo en 11 años de sacrificios. Les reclaman 53.000 euros de costas (minuta del servicio jurídico). Se quedarán el piso -si no lo evitamos- por 54.000 euros (el 60% de los 90.000 en que lo han tasado).
  • Una familia se va a quedar en la calle por algo que solo puede ser un estafa. Si la CCM no paga los 53.000 euros al bufete, se está quedando el dinero y los está estafando a ellos. Si paga los 53.000 euros por un trabajo que consiste en rellenar con los datos de Javi y Nuria un documento que sirve igual para todas las ejecuciones hipotecarias, porque es un procedimiento automático, no es de extrañar que el agujero crezca y crezca. Alguien tiene que ser responsable de una gestión tan mala, habría que abrir inmediatamente una investigación.
  • Parece imposible que esto sea legal, pero lo es. La Ley Hipotecaria está hecha totalmente a favor de los bancos. El banco, a través de su representante legal, presenta en el juzgado copia de la escritura de la hipoteca y justificante de que les han reclamado que paguen toda la deuda (todo lo que quedaba por amortizar) y no lo han pagado. El secretario del juzgado comprueba que los documentos son válidos e inicia el procedimiento. Se lo notifica a los afectados, que disponen de 10 días para oponerse, por medio de letrado, si se da una de las poquísimas causas de oposición. A partir de ahí, no se puede hacer nada a nivel legal. No hay un juez o jueza que mire si es justo, no se puede alegar ningún abuso aunque sea tan evidente como éste.
  • La CCM, consciente de que la legislación le es totalmente favorable, se ha negado absolutamente a negociar. Le presentamos hace más de 50 días un escrito. Hoy el director ha dicho que ni han contestado ni van a contestar.

Además:

  • Si en lugar de quedarse el banco la casa por el 60% del valor de tasación como dice la ley (hasta julio era el 50%, podemos considerar este 10% más como un logro de las luchas por la dación en pago) se la quedara por el 80%, sería suficiente para todo lo que les queda por amortizar. Por eso en prácticamente todos los países existe la dación en pago, porque el préstamo siempre tiene que ser inferior al objeto de la hipoteca.
  • Si se la quedaran por el 100%, o sea por el precio que la misma CCM ha firmado como valor de tasación en la escritura, sería suficiente para lo que les queda por amortizar y los intereses desde que dejaron de pagar, y todavía les sobrarían 53.000 euros. ¡Qué casualidad! Los mismos que les reclaman de costas.
  • Al quedarse en la subasta con las dos viviendas, la CCM sumará a su parque inmobiliario dos viviendas vacías más. Mientra. Nuria, Javi, y su hijo se quedarán en la calle y sin ingresos suficientes para pagar un alquiler.

Una familia víctima de la crisis frente a una de las entidades culpables de la crisis

Javi y Nuria son una pareja trabajadora normal. En 2006, cuando los dos tenían trabajo fijo, pensaron cambiar de vivienda, del piso donde vivían junto a su hijo de 7 años, a una casa en el campo. Para ello pidieron un préstamo hipotecario en la Caja Castilla la Mancha (CCM), en la oficina de Elche (Major del Pla, 29). La CCM consideró que podían hacer frente a la hipoteca y les dio un préstamo del 80% de la tasación, que casi  cubría el coste de la casa, pero además les impuso como condición que pusiesen también como aval el piso en el que vivían, que ya habían acabado de pagar con el trabajo de bastantes años. Nuria y Javi pusieron a la venta el piso, para pagar con el importe una parte de la hipoteca, pero llegó la crisis, no vendieron el piso y los dos perdieron sus trabajos, con lo que dos años después no pudieron seguir pagando la hipoteca. La CCM la ejecutó, embargando la casa que pagaron con la hipoteca y además el piso que les pidieron como aval complementario y que necesitan para vivir con su hijo cuando pierdan la casa. Hace 50 días presentamos en la oficina de la CCM un escrito solicitando la dación en pago, pero no hemos conseguido ninguna respuesta. En a oficina nos dicen que no saben nada, que eso depende de la central, que está en Cuenca. El día 7 de octubre se subastan las dos viviendas, y si no lo evitamos, la CCM se las quedará dejándolos en la calle.

Nuria y Javi, que no eran expertos en economía, no habían previsto la crisis. Mientras, las gestoras y gestores de la  CCM, asesoradxs por sus equipos de economistas, tampoco la habían previsto, como tampoco habían previsto que el aeropuerto de Ciudad Real no sería rentable, ni que las promotoras inmobiliarias a las que habían prestado enormes cantidades de dinero quebrarían, y además habían tenido otros cuantos “despistes”. Todo ello llevó a la CCM al borde de la quiebra, de la que fue rescatada con unas aportaciones del estado, o sea, de todxs nosotrxs, de 7.100 millones de euros. Esta acumulación de “errores” le ha costado al máximo responsable de la Caja Castilla la Mancha en esa época, el expresidente  Juan Pedro Hernández Moltó, 150.000 euros de multa, algo que no lo va a dejar sin casa donde vivir. Nuria y Javi también están dispuestos a pagar por su error. La dación en pago que están pidiendo supone que la CCM se queda con la casa que pagaron con la hipoteca y ellos pierden los más de 30.000 euros que pagaron a la CCM y los casi 20.000 de gastos, una parte de ellos las comisiones para la CCM.

Podéis  contactar con la Plataforma de Afectadxs por la Hipoteca de Elche en elx.afectadeshipoteca@gmail.com

Clamor por la vivienda. Manifestación 25S

V. M. R. / R. LÓPEZ “¿Qué es lo que pasa? Que no tenemos casa”, “No hay pan para tanto chorizo”, “Un banquero se balanceaba sobre la burbuja inmobiliaria”,… Estos fueron algunos de los cánticos que las cerca de 200 personas que se manifestaron ayer en el centro de Alicante en defensa de una vivienda digna y para evitar los deshaucios cantaron al unísono. La marcha, convocada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y a la que asistió gente de toda la provincia, se enmarca en un conjunto de movilizaciones que se realizaron por todo el país.

Fueron pocos, pero los asistentes, de todas las edades, acudieron unidos e hicieron ruido, entre la Diputación de Alicante y la plaza del Ayuntamiento, durante las más de dos horas que duró el trayecto. En su camino, los asistentes reclamaron el cumplimiento del artículo 47 de la Constitución que garantiza el derecho a una vivienda digna, el alquiler social, la moratoria de los desahucios y la dación del pago retroactiva.

En Benidorm la movilización fue seguida por apenas 30 asistentes. La cita fue convocada por la plataforma “DRY Marina Baixa” (formada por “Democracia Real Ya! – Benidorm” y “Toma la calle La Vila Joiosa”) y La Plataforma de Afectados por la Hipoteca. El grupúsculo llegó hasta la plaza de la Hispanidad ante los ojos extrañados de los viandantes, lanzando sus proclamas. Eso sí, allá por donde pasaron se hicieron oír.
En la plaza Triangular reclamaron “la regulación de la dación en pago, una moratoria de los desahucios por motivos económicos”.

Fuente: Información

El movimiento de afectados por las hipotecas se manifiesta en toda España

Reportaje en Periodismo Humano de varias manifestaciones